Una perra que podría tener unos 20 años fue encontrada llorando junto al cuerpo de su dueño

Agentes del condado de Pottawatomie encontraron a una labrador retriever bastante mayor en una poco habitual situación. La perra, llamada Sam, fue encontrada tumbada junto al cuerpo de su dueño sin vida. Los agentes pudieron ver cuán confundida y afligida estaba la perrita, mientras daba toquecitos a su dueño Arthur para despertarle.

Ahora que el dueño de Sam ya no puede cuidarla, los agentes llamaron a la organización de rescate de animales 1 Day Ranch para que se encargaran de ella. Esto les daría la posibilidad de poder determinar con tranquilidad la causa de la muerte de Arthur.

La organización de rescate de animales afirmó al canalKOCO-TV que Sam parecía muy triste cuando abandonaba su casa. Aunque le dieron tiempo suficiente para decirle adiós a Arthur, esta mostraba señales de profunda tristeza y sollozaba mientras la transportaban hasta el refugio. .

“Lloró y aulló durante todo el trayecto hasta el refugio”, afirmó el personal.

apost.com

El funeral de Arthur fue fijado para el 8 de marzo y Sam sería la última en perderse esta importante ocasión. El refugio se tomó su tiempo para acompañar a Sam a despedirse por última vez de su amado dueño.

Los representantes del refugio escribieron en Facebook que permitieron que Sam pudiera dar un último adiós a Arthur antes de ser bajado a la tumba. Sam pareció reconocer a su dueño, aunque al inicio se mostraba distraída. Pero de alguna manera, ella sabía que Arthur ya se había ido.

De vuelta al refugio de animales, Sam parecía aislada y cansada, probablemente debido al luto y a padecer alguna que otra enfermedad. La propietaria del refugio de animales, Maeghan Olsen, reveló que Sam ha estado durmiendo muchísimo, sin comer durante los primeros cinco días tras haber sido rescatada. Se dieron cuenta de que estaba intensamente afectada por la pérdida de su amado dueño.

"Ella ha estado sufriendo, todavía está sufriendo", dijo Maeghan Olsen, fundadora del 1 Day Ranch, al canalKWTV.

Phillip Gordon, el amigo más próximo a Arthur, dijo que, además, Arthur había estado sufriendo de enfermedades del corazón que lo habían llevado al hospital. Se ve que quería tanto a su perra, que Arthur se había ido del hospital en contra del consejo del doctor para poder estar con ella.

Eran la personificación de la pareja perfecta. Tanto Sam como Arthur se acompañaban a hacer recados y lo hacían todo juntos. Estaba claro su amor por cómo Sam trataba a Arthur y por su reacción al verle.

El refugio, que es el hogar actual de Sam, aún no ha decidido si otro dueño debería adoptar a la perra o si deben dejar que viva los días que le quedan dentro del refugio de animales. Actualmente, le están dando todo el espacio que necesita para llorar a su difunto dueño.

¿Qué piensas de esta historia? ¿Alguna vez has experimentado una relación tan cercana como la de Sam y Arthur? Dinos lo que piensas en la sección de comentarios y asegúrate de que corra la voz sobre la lealtad sin límites de Sam.