Una mujer espera que una de sus ovejas embarazadas muera con sus corderitos ya muertos dentro de su vientre, y de repente ve a 4 crías alrededor de ella

Jul 13, 2019 by apost team

Las personas que han sido testigos del milagro del nacimiento saben que un momento de la vida caótico y complicado. Aunque pensemos que sabemos cuándo va a nacer el bebé, la naturaleza sigue su propio curso y puede poner patas para arriba cualquier agenda. Amy Hill, la dueña de una oveja de 10 años de edad llamada Dotty, estaba experimentando el embarazo de ésta pensando que todo iría bien. Había vivido los embarazos de otras ovejas y todo había salido siempre bien, con crías sanas y felices por vivir en la granja Snowy River.

La granja Snowy River está situada en Nueva Escocia, en Canadá. Ellos siguen pensando que los animales deben ser criados sin usar soja o maíz como alimento. Esta granja siente un gran respeto por sus animales y quieren criarlos de manera ecológica y humana. Aunque Amy tiene otras muchas ovejas en la granja, Dotty era una de sus favoritas, al ser una de sus primeras ovejas.

Amy afirma que Dotty fue la primera oveja que le hizo descubrir su amor por este animal y que significa mucho para ella.

apost.com

istockphotos.com/juliedeshaies

Although Amy has many other sheep on her farm, Dotty was one of her favorites, as she was her very first sheep. Amy claims that Dotty was the one particular animal that started her love for this animal and says that she means the world to her.

Cuando Dotty cambió su aspecto Amy empezó a preocuparse. Todavía se preocupó más al descubrir que un día la oveja no podía moverse. Se la encontró tirada sobre su espalda, con los ojos hacia atrás, respirando con dificultad. Amy llamó inmediatamente al veterinario ya que creía que Dotty padecía de toxemia del embarazo.

Para curar esta enfermedad, intentó nivelar sus niveles de azúcar. La toxemia del embarazo afecta a menudo a animales que llevan camadas grandes de crías dentro. Amy había intentado mezclar a Dotty con otra raza y se temió lo peor para la madre y sus crías. Aunque Dotty estaba acostumbrada a llevar gemelos, quizás esta nueva cría era simplemente demasiado grande.

Los niveles de azúcar de Dotty empezaron por fin a equilibrarse y empezó a comportarse más como ella acostumbraba. Sin embargo, Amy y el veterinario empezaron a preocuparse porque todavía no daba a luz y los costados de Dotty estaban expandiéndose. También pensaron que las crías habían dejado de moverse dentro de Dotty. Temiéndose lo peor, Amy creía que Dotty había perdido a todas las crías y que quizás necesitaría ser sacrificada.

Había agotado sus esperanzas y la idea de perder a su oveja favorita suponía un duro golpe. Decidió esperar hasta el lunes para dejar que Dotty expulsara por su cuenta a las crías, pero el fin de semana pasaba y no mostraba ningún cambio relevante.

Momentos antes de que Amy fuera a actuar, todo cambió. Cuando se dirigía a darle confort a Dotty, vio algo sorprendente arrastrándose por la paja del establo. Dotty había honrado a la granja, no con uno ni dos, sino con ¡cuatro crías! A primera vista, Amy vio que las cuatro crías se movían, estaban sanas y se mostraban juguetonas. Amy estaba asombradísima y aliviada porque la madre y las crías había logrado sobrevivir y todavía agradece al universo por esta bendición

El valor que ve Amy en sus animales va más allá del hecho de que sean de utilidad para los humanos, y su oveja Dotty sigue siendo su animal favorito y la que despertó su cariño hacia las ovejas hasta el día de hoy. Dotty podrá relajarse y vivir en la granja hasta el final de sus días sin tener más crías, así que este susto habría sido el último.

¿Has presenciado alguna vez el nacimiento de un animal? ¡Comparte esta bonita historia con tus amigos y familiares!