Una manera genial de descongelar tu parabrisas en segundos

Es invierno y sales hacia tu carro. El parabrisas está completamente congelado y debes limpiarlo antes de dirigirte a cualquier lugar. Simplemente no puedes conducir tu automóvil hasta que puedas ver.

Este es un gran dolor de cabeza para muchas personas. O te sientas en tu carro para siempre a esperar a que se caliente, lo que no solo desperdicia gasolina y daña el medio ambiente sino que también te puede hacer llegar tarde a la escuela o al trabajo; o sacas el raspador para poder ver en el camino.

Entonces tienes que preguntarte cuál es la peor opción. ¿Prefieres llegar tarde? ¿O prefieres ser miserable en el frío mientras te inclinas sobre el auto para raspar el parabrisas?

apost.com

Pero existe otra solución y es mejor que cualquiera de las opciones de arriba. Puedes usar la magia de la ciencia para resolver este problema en segundos. Todo lo que necesitas es una barata botella de aerosol llena de una mezcla de agua y alcohol. Puedes poner un tanto de agua y dos tantos de alcohol para frotar.

Alcohol para frotar es el nombre común del alcohol isopropílico. Tiene un punto de congelación de -126.4 grados Fahrenheit (eso es -89 grados Celsius para aquellos que usan el sistema métrico).

Así que un poco de alcohol para frotar puede limpiar el parabrisas en segundos. Es casi como cuando palean los caminos para romper el hielo cambiando el punto de congelación de agua en la carretera, ¡pero mejor!

Puedes encontrar fácilmente el alcohol para frotar en la mayoría de los supermercados o farmacias. Es barato y no es tóxico. Solo no te lo bebas. Esa no es una buena idea. La palabra "alcohol" en su nombre no significa que te puedes tomar un shot de esta sustancia, ¿de acuerdo?

Convenientemente, puedes mantener una botella de aerosol de este líquido en tu automóvil en todo momento. No se congelará, no importa lo desagradable que sea el clima.

Sí, aunque vivas en Chicago, puedes dejar una botella de este líquido en tu carro para que puedas descongelar tu parabrisas en segundos cuando quieras, en cualquier parte. ¿Clases nocturnas? ¡No hay problema! ¿Cita en la noche? ¡Lo tienes todo cubierto!

Así que, aquí lo tienes. Una solución sencilla y barata en ambos sentidos de la palabra (solución: mezcla líquida y solución: remedio a tu problema).

Puedes guardarte esta magia para ti mismo y sorprender a tus amigos. O puedes hacerlos sentir eternamente agradecidos al compartirles ahora este artículo. ¿Qué opinas de esta maravillosa solución? ¿Tienes algún otro consejo para lidiar con las brutales condiciones del frío? ¡Cuéntanos en los comentarios!