Una cría de rinoceronte se divierte en el zoológico jugando con su cuidador

Estamos acostumbrados a ver a los animales bebés brincando y jugando. Sin embargo, cuando el recién nacido puede llegar a pesar más de 60 kilos, es inevitable que nos llame la atención. En este video de 2017 podemos ver a un bebé rinoceronte que está en el zoológico jugando con Thomas, su cuidador. Los dos se ponen a quemar calorías antes de que el animalito vuelva con su madre.

Te presentamos a Savannah

La pequeña rinoceronte blanca del sur (Cerathoterium simum simum) se llama Savannah, y nació en el zoológico de Givzkud, ubicado en Dinamarca. Su madre se llama Mazumba, y forma parte de los esfuerzos que hace el zoológico para proteger a esta majestuosa especie. Mazumba ya ha dado a luz a otras dos crías antes de Savannah. Podemos ver a Mazumba al fondo del video, vigilando de cerca a su enérgica hija, pero no parece estar preocupada. Su comportamiento dócil es indicativo de la confianza que siente hacia los cuidadores de zoológico.

apost.com

Jugando por ahí

Savannah se abalanza sobre Thomas, poniéndole el hocico en las manos, y corre juguetonamente de un lado para otro, como una enorme cachorrita. Es evidente que la joven rinoceronte se está divirtiendo mucho, porque corre con elegancia a pesar de su gran tamaño. Varias veces se burla de Thomas: él le abre los brazos cuando la ve acercarse, pero ella se aleja. El camarógrafo se ríe, mientras la traviesa jovencita brinca por todo el pasillo, fuera de su recinto.

En un momento dado, podemos ver la enorme cabeza de la mamá, que se asoma para vigilar a su atrevida hija, pero después Mazumba vuelve a su puesto, mientras Savannah sigue brincando y tratando de embestir a Thomas. Es adorable ver cómo lanza su cabeza y rebota, jugando con su cuidador. Después de haber quemado unas cuantas calorías, vuelve a su recinto para retozar con su madre.

El futuro de Savannah

Actualmente Savannah es "pequeña", pero cuando crezca, podrá llegar a pesar más de 1.700 kilos, y podrá tener más de 3 metros de altura en el lomo. Para entonces, probablemente podrá seguir los pasos de sus padres, participando en el programa de cría para ayudar a su especie a prosperar. El embarazo de las rinocerontes puede durar hasta 16 meses. Esta especie fue cazada casi hasta la extinción a principios del siglo XX, por sus cuernos de marfil. En esa época apenas existían entre 50 y 100 rinocerontes en estado salvaje. Pero gracias a los esfuerzos de conservación, actualmente hay más de 17.000 especímenes en su hábitat natural.

Para que regresen los rinocerontes del sur

Los rinocerontes blancos del sur viven en África, sobre todo en Sudáfrica. Los programas de cría, como el que lleva adelante el zoológico de Givskud, cooperan con otros zoológicos del mundo para intercambiar rinocerontes y así poder fortalecer la diversidad genética de la especie. Esta cooperación es esencial para que las especies en peligro de extinción puedan prosperar, tanto en los zoológicos como en su hábitat natural. Cuando la cantidad de especímenes es baja, se producen más casos de endogamia. Esto produce una falta de diversidad genética, la cual puede generar defectos de nacimiento y graves problemas de salud. La pequeña Savannah seguirá coadyuvando al fortalecimiento de su especie, evitando que los rinocerontes estén al borde de la extinción.

Un dulce momento

Sin duda, esta pequeña rinoceronte tiene una gran responsabilidad: procurar la supervivencia de su especie. Pero mientras va creciendo, podemos disfrutar viéndola jugar. ¿Qué te pareció esta linda rinoceronte? Si te gustó el video, compártelo para que tus amigos también lo disfruten.