Un niño estaba vendiendo magdalenas para ayudar a su familia, pero fue atropellado por un auto

En una noche de octubre, un niño de 13 años de El Paso, Texas, fue atropellado por un camión. Murió mientras trataba de cruzar la calle. Cuando ocurrió la tragedia, Brian Velázquez iba a bordo de una motocicleta, y no iba en la intersección.

Su hermana habló con el canal KVIA News, y señaló que Brian faltó a la escuela el día anterior para poder pasar algo de tiempo con ella. Por fortuna, su madre pudo compartir un poco con él antes de que falleciera. Ese día, Ofelia, la hermana mayor de Brian, lo llevó a una tienda para comprarle zapatos nuevos, y también fueron a un restaurante. Brian estaba feliz de recibir esos regalos, pero también se sentía preocupado porque su hermana estaba bajo mucho estrés financiero.

La madre de Brian había muerto de cáncer en abril, y su hermana mayor se vio obligada a asumir la responsabilidad de mantener a sus hermanos menores. Tenía cuatro hermanos y dos hijos que mantener. Ofelia le dijo al canal de noticias que su hermano había cambiado mucho después de la muerte de su madre. Estaba faltando a la escuela, había empezado a probar marihuana e incluso comentó que quería suicidarse.

apost.com

Brian sentía ansiedad por los problemas financieros de su familia, así que salió a vender papas fritas y magdalenas en ese fatídico martes. Ofelia dijo que la última vez que vio a Brian fue esa noche, cuando se fue con su hermana Sharlyn, que tenía 14 años. Sharlyn fue testigo de los eventos que terminaron con la vida de Brian.

Ella lo vio cruzar la calle en su motocicleta, justo cuando un vehículo se acercaba rápidamente. Sharlyn contó que el camión hizo un cambio repentino de carril, sin usar ninguna señal. Una esquina del camión golpeó a Brian, y lo derribó al suelo. Sharlyn vio cómo el neumático del camión golpeaba la cara de Brian.

Sharlyn llamó a su hermana de inmediato, y Ofelia fue a ver a Brian después de que lo atropellaran en plena calle. El chico tenía mucha sangre en la cara y en el abdomen. Una ambulancia llegó poco después, y la policía no permitió que ningún miembro de la familia fuera con él en la ambulancia. Fueron al hospital, pero un médico les informó sobre la muerte de Brian en cuanto llegaron. Al principio, Ofelia no podía aceptar que fuese cierto.

La muerte de su hermano parecía demasiado repentina e increíble. Momentos antes le había contado lo emocionado que estaba por ir a la escuela secundaria, y que estaba planeando hacer algunos cambios positivos en su vida. Ante semejante tragedia, mucha gente ha dado apoyo financiero para ayudar a la familia. Crearon una página para recaudar fondos y donaciones en su nombre.

¿Crees que este accidente podría haberse evitado si la familia hubiera tenido una mejor situación económica? Déjanos tus comentarios, y envíale este artículo a tus amigos y familiares para crear conciencia.