Un niño de 2 años desapareció en el bosque, y la policía lo encontró gracias a una perrita

William Odom, de dos añitos, fue reportado desaparecido un martes por la mañana. Su madre, Chelsea Nobel, le dijo a la policía que antes de desaparecer, lo último que William llevaba puesto era un pañal. Mientras avanzaba la búsqueda del bebé, los equipos de rescate habían encontrado sus huellas en el bosque, y justo al lado de ellas había un par de huellas de patas.

Como no sabían a dónde había ido el bebé, las autoridades del condado de Harrison desplegaron unidades caninas de rastreo y helicópteros, para peinar toda la zona. En la misión de rescate también usaron vehículos todoterreno, propiedad del Departamento de Parques, Pesca y Vida Silvestre de Mississippi. Más tarde, voluntarios y gente del vecindario se unieron a los esfuerzos de búsqueda de la policía, explorando el bosque durante horas.

A pesar de la incansable dedicación de la policía y de los voluntarios, William no aparecía por ninguna parte. Sin embargo, la policía encontró unas huellas que podían pertenecer al niño. Curiosamente, cada vez que encontraban las huellas, éstas iban acompañadas de las huellas de un perro.

apost.com

Felizmente, William fue encontrado por otro niño que escuchó el sonido de la bocina de un camión. El niño vio a William y le contó a su tío sobre el pequeño de dos años que estaba sentado en el camión. El sheriff del condado de Harrison, Troy Peterson, le explicó al canal WTXL News lo siguiente: "El tío del niño llegó y forzó la ventana hacia abajo. Entonces sacó al niño del automóvil y nos lo trajo". La policía cree que William estaba durmiendo dentro del camión.

En una conferencia de prensa que se celebró después, la policía dijo que la perra en cuestión, cuyo nombre es Jezebel, se comportó como toda una heroína al mantenerse siempre al lado de William. "Cada vez que veíamos las huellas del niño, encontrábamos las huellas de la perra justo al lado. Así que el animal estuvo con él durante todo el trayecto", le dijo Peterson a WTXL News. "Cuando encontraron al niño, la perrita seguía dando vueltas alrededor, arañando el camión".

La policía dijo que de no haber sido por Jezebel, tal vez no hubieran podido encontrar a William, ya que el niño no habla y tiene síntomas de autismo. Chelsea dijo que su hijo y la perra son muy unidos.

Según el Miami Herald, la madre dijo: "A él le encanta alimentarla. Le encanta ayudarme a bañarla. Esa es su perra. Después de esto, creo que nada va a poder disolver esa amistad. Ella salvó a mi bebé. Ella y ese niño le salvaron la vida".

¿Qué piensas de la historia de William? ¿Cómo crees que deberíamos recompensar a Jezebel por haber ayudado a la policía a encontrar al niño? Déjanos tu opinión abajo, en los comentarios. Y comparte esta historia con tus amigos y familiares.