Un hombre obeso pierde más de 136 kilos después de que su novia de la escuela secundaria dijera "sí" a casarse con él

Hay momentos en la vida en los que ocurre algo que abre nuestro horizonte para el futuro. Un evento como este es el momento en el que nos comprometemos en matrimonio. Para muchos, es un momento muy especial que traza un línea entre lo que había antes en nuestras vidas y cómo cambiarán las cosas en el futuro.

Los cambios que vienen con el compromiso se supone que son aquellos que te llevan hasta el altar. Muchas personas deciden en este período, desde cuando se asume el compromiso hasta el gran día, qué es lo que quieren cambiar en ellas. Algunas eligen perder algo de peso. Y aunque tal vez esto no suene como la gran cosa, para un hombre lo era todo.

Para John Allaire no fue tan sencillo hacer este cambio luego de comprometerse. Tuvo que trabajar muy duro para perder la cantidad de 136 kilos antes del día de su boda. Caila, su amor de la infancia, lo amaba tanto que se comprometió con él aunque pesara 244 kilos.

apost.com

Aunque para ella esto no era un problema, John no iba a llevar a Calia al altar para meterla en la problemática vida de la obesidad. Decidió que debía perder peso para que no experimentara su dura rutina en el futuro.

La primera cosa de la que John se dio cuenta fue de que comer en exceso era una forma de lidiar con el estrés. Cuando era niño y sus padres se divorciaron, la comida fue una forma de escape y al llegar a los 18 años ya estaba bastante obeso. Cuando su padre murió ese año, las cosas se tornaron más extremas.

Vivió en Florida por un par de años. La única báscula que podía medir su peso era una comercial que pertenecía a una pescadería. Era humillante para él seguir usándola, así que decidió dejar de pesarse.

Le pidió a Calia, su amor de la infancia, que se casara con él. Ella aceptó. No le pidió que bajara de peso. Sin embargo, se dio cuenta en ese momento de que su peso ya no sería solo un problema suyo, sino que también lo sería para la mujer que amaba.

Durante las primeras semanas solo estaba tomando jugos y caminando. Con esto perdió alrededor de 9 kilos. Él y su futura esposa se mudaron porque Caila pertenecía a la marina. En su nuevo hogar en San Francisco, se inscribió en el Centro del Campo de Transformación, un campo de entrenamiento intenso para la pérdida de peso. Fue ahí donde perdió 136 kilos en 15 meses.

Esta transformación fue larga y extrema para él. Tuvo que trabajar duro todos los días para lograr perder peso. Incluso aunque descansara algunos días, nunca perdía la intención de lograrlo. Los resultados son asombrosos: John perdió un total de 143 kilos desde que alcanzó su peso más alto.

¿Qué opinas de esta maravillosa fuerza de voluntad para perder peso? ¿Atravesarías un calvario como este por la persona que amas? Cuéntanos en la sección de comentarios, ¡y comparte esto con tus amigos y familiares para que se inspiren hoy!

What do you think of this amazing willpower to lose weight? Would you go through this type of ordeal for the one you love? Let us know in the comments and pass this along to your friends and family to inspire them today!