Un burro salvaje fue criado entre perros y se comporta como uno de ellos

Los burros no tienen fama de ser muy buenas mascotas. Pero Walter, un burro salvaje que vive en Arizona (Estados Unidos), se parece más a un perro que a un burro. Walter juega con su familia humana y con sus hermanos caninos, pero además mueve la cola y juega como todo un perro.

All photos were used with the explicit permission of the Walter the orphan from Oatman's happy new life Facebook page.

La madre de Walter lo dejó abandonado en medio del campo. Las autoridades y los habitantes de la ciudad trataron de volver a juntarlo con su madre, pero todos los esfuerzos fueron en vano. El burro fue adoptado por Kelly y Brad Blake, quienes ya tenían tres pastores alemanes. En una entrevista con The Dodo, Blake explicó que la madre de Walter no lo aceptó porque ella era demasiado joven para ser mamá.

apost.com

All photos were used with the explicit permission of the Walter the orphan from Oatman's happy new life Facebook page.

"La Agencia de Gestión de Tierras y los habitantes del pueblo pasaron 10 horas intentando que la mamá de Walter lo aceptara", le dijo Blake a The Dodo. "Nada funcionaba, así que nos llamaron y nos preguntaron si queríamos adoptarlo. Por supuesto, dijimos que sí".

All photos were used with the explicit permission of the Walter the orphan from Oatman's happy new life Facebook page.

Para quienes no lo sepan, en Arizona no es extraño ver animales salvajes deambulando por las ciudades. "Tenemos burros salvajes que se la pasan paseando por la ciudad", aseguró Blake.

All photos were used with the explicit permission of the Walter the orphan from Oatman's happy new life Facebook page.

Cuando la familia Blake vio a Walter deambulando por Oatman, Arizona, se dieron cuenta de que estaba enfermo, y al parecer no tenía familia. Pero ahora está sano, gracias a que vive con los Blake. Actualmente Walter pesa 68 kilos. Gracias a los perros que tiene la familia, Walter logró adaptarse rápidamente a su nuevo hogar. Los perros lo ayudaron a aprender sus hábitos caninos.

"Tenemos tres pastores alemanes, y todos aceptaron al bebé Walter desde el primer día", dijo Blake. "Nos han ayudado a criarlo y a enseñarle las costumbres de la casa".

Al vivir con los tres perros, Walter ha adoptado algunos de sus hábitos. Blake dijo que el burro "es un integrante más de la manada".

All photos were used with the explicit permission of the Walter the orphan from Oatman's happy new life Facebook page.

"Walter se comporta como un perro", añadió. "Mueve la cola y se emociona cuando volvemos a casa. Brinca y roza su cuerpo contra mí para que lo acaricie. Hasta se acuesta en el sofá a mi lado a la hora de la siesta".

Cuando su padre adoptivo vuelve a casa, Walter hace exactamente lo que hacen los perros: corre a saludarlo y mueve la cola. Incluso duerme y se ejercita como un perro. "Todas las noches salimos a caminar por el desierto para hacer ejercicio, y Walter corre junto a nuestros pastores alemanes", dijo Blake.

All photos were used with the explicit permission of the Walter the orphan from Oatman's happy new life Facebook page.

Gracias a su historia, ahora Walter tiene muchos fans. Su página de Facebook, "Walter, el huérfano de Oatman con una nueva vida", ya tiene casi 50.000 seguidores. La familia Blake mantiene a los fans al día. Walter también es una especie de celebridad en la ciudad: trabaja con varias organizaciones de caridad y ofrece su tiempo como voluntario para brindar apoyo emocional.

"Nunca imaginamos que Walter iba a cambiar nuestras vidas de esta manera tan espectacular", dijo Blake.

All photos and videos were used with the explicit permission of the Walter the orphan from Oatman's happy new life Facebook page.

¿Qué piensas sobre Walter y su nueva familia? Déjanos tu opinión en los comentarios, y no te olvides de compartir esto con tus amigos y familiares.