Padre soltero adopta a una niña de 13 días con síndrome de Down que fue rechazada por veinte familias

Alrededor del mundo hay montones de niños en cuidado temporal o en orfanatos, esperando a encontrar sus hogares permanentes. Con bastante frecuencia los niños que están listos legalmente para ser adoptados permanecen bajo cuidado hasta que sobrepasan la edad y son dejados a su suerte y andan luego por el mundo adulto sin ninguna familia a su lado. Este parecía ser el caso para la pequeña niña llamada Alba, quien nació con síndrome de Down y fue rechazada tanto por su mamá como por 20 familias.

Fue en el 2017 cuando Luca Trapanese, un hombre soltero en Italia, asumió la responsabilidad de adoptar a Alba y convertirse en su padre. Para ese momento la pequeña tenía apenas 13 días de nacida; no obstante, ya la había rechazado su mamá y 20 potenciales familias adoptivas se habían negado a tenerla, pues no querían hacerse cargo de sus problemas.

apost.com

Luca, quien es gay, decidió compartir sobre su proceso de adopción en un libro que escribió hace poco, explicando la forma en la que su historia ha hecho añicos los estereotipos y está cambiando la forma en la que la gente ve a las familias. Adoptar niños suele ser muy complicado para padres solteros y para padres homosexuales en Italia.

Para Luca no eran ajenas las necesidades de personas especiales, puesto que tenía experiencia trabajando en centros de cuidado en los que ayudaba a aquellos con problemas como los de Alba. A pesar de conocer la gran responsabilidad que viene con el síndrome de Down, Luca no estaba preocupado por el diagnóstico de Alba y estaba convencido de que juntos serían la familia perfecta. Luca señala que tener hijos ha sido uno de los sueños de toda su vida, ¡y no tenemos duda de que Alba está feliz de que él decidiera cumplir con ese sueño!

Echa un vistazo a la gran cantidad de fotos que Luca comparte en sus redes sociales, ¡se ve que la pequeña Alba y él comparten un lazo cercano y se divierten mucho juntos! Desde comer juntos hasta acurrucarse, padre e hija sin ninguna duda valoran la compañía del otro.

A pesar de las dificultades a las que se enfrenta, Alba es, según la BBC, una muy determinada niña de dos años que algunas veces puede resultar terca. Le encanta la gente y disfruta de bailar y jugar. Nos encanta que Alba haya tenido un final feliz para su historia, ¡y que Luca haya tenido la oportunidad de ser papá! Puedes ver la historia en este video:

¿Tienes una historia de adopción que muestre que las familias pueden ser diferentes y aun así ayudarse? Comparte tu historia a continuación y luego invita a tus amigos para que también lean sobre Luca y su proceso de adopción. ¡Tal vez todos podemos considerar abrir nuestros corazones a uno de estos preciosos niños que tan desesperadamente necesitan un hogar!