La pasión de Elvis Presley les sacó las lágrimas a todos en el escenario

Elvis Presley dejó una profunda huella en su época, y por eso muchos lo consideran como un talento generacional. Él ayudó a popularizar ampliamente el rock and roll. Introdujo el canto soul y el rhythm and blues entre el público blanco, en una época en la que esos géneros estaban considerados como secundarios y marginales.

Apareció en los escenarios en la década de los 50, pero en los años 60 parecía que su carrera se desvanecía lentamente debido al auge de bandas como The Beatles y The Rolling Stones. Sin embargo, Elvis volvió a los escenarios en 1968 de forma espectacular, y sorprendió a todo el mundo con una actuación que fue más intensa que cualquier otra.

Elvis Presley fue tan grande y tan famoso, que dividió a la industria de la música en un antes y un después. Sin embargo, eso no significa que este impetuoso artista no haya tenido altibajos en su carrera. En 1968, Elvis sintió que tenía que relanzar su carrera con un programa de televisión especial. Para ese entonces ya era un artista muy experimentado. No obstante, sabía que se estaba jugando su carrera con ese programa. Aunque era una gran estrella y rara vez tenía miedo escénico, Elvis estaba muy nervioso. Su baterista, D.J. Fontana, pudo darse cuenta de su nerviosismo, tal como lo registró la revista Rolling Stone:

"Elvis casi nunca se ponía nervioso, pero en esa ocasión fue diferente. Tocamos un par de canciones, logramos romper el hielo al cabo de un tiempo, y todo salió bien. Su nerviosismo se debía a que había estado alejado de los escenarios por mucho tiempo".

apost.com

Otro problema tenía que ver con los conflictos civiles de la época. 1967 y 1968 fueron años difíciles para Estados Unidos, ya que se produjeron disturbios en protesta por el racismo institucionalizado. Martin Luther King había sido asesinado en abril de 1968, y Bobby Kennedy en junio de ese mismo año. El especial de Elvis se emitió apenas unos meses después de la muerte de Kennedy.

Una cosa estaba clara: Elvis quería hacer su aporte para tratar de sanar a la nación. Y parece que lo logró, gracias a su emotiva interpretación del tema "If I Can Dream".

p

En esa canción, Elvis habla sobre la hermandad, la solidaridad y la unión. Su actuación es tan intensa y emotiva, que hasta los integrantes de su banda se conmovieron. El compositor del tema, Walter Earl Brown, reveló que cuando Elvis grabó la canción, a los coristas se les salieron las lágrimas. Uno de ellos le dijo:

"Elvis nunca había cantado con tanta emoción. Parece que siente profundamente cada palabra".

Elvis tenía un talento inmenso, y quería usarlo para el bien. Esta canción, que apareció en el especial televisado, es un verdadero testamento de sus habilidades artísticas y de su gran corazón.

¿Cuáles son tus momentos de inspiración favoritos en la historia de la música? ¿Qué impacto tuvieron en la cultura o en tu vida? Déjanos tus comentarios, y comparte este artículo con tus amistades.