La manera correcta de llevar un asiento para bebés sin esfuerzo

No hay duda de que ser madre puede ser muy estresante. Más allá de las noches de insomnio y las preocupaciones constantes, las mamás pasan mucho tiempo levantando y cargando a sus bebés. Lo creas o no, la maternidad puede tener un impacto real en la salud física de una persona, sobre todo en la zona de la espalda y la columna vertebral.

La Dra. Emily Puente lo sabe muy bien. No solo es madre, también es una talentosa quiropráctica. Ha pasado años viendo a muchas madres llevar los asientos de bebé para el coche de la manera incorrecta; pero ahora nos va a explicar cómo podemos llevar un asiento para bebés sin tener que sacrificar la salud de nuestra espalda y columna vertebral.

Cuando la mayoría de las mamás llevan una silla para bebés, pasan el brazo por debajo del asa y luego la agarran con la muñeca doblada. Esto pone un montón de tensión innecesaria en la espalda, en el hombro y en la muñeca.

Sin embargo, con el método de la Dra. Puente, en vez de enroscar el brazo torpemente, simplemente se pasa el brazo por el mango y se agarra al asiento del coche por la base.

apost.com

No solo es una forma más fácil de transportar a tu hijo, sino que además liberará prácticamente toda la tensión de los músculos y articulaciones.

"¡Esto es increíble!", comentó una madre en Facebook. De hecho, a medida que más y más madres prueban este método, empiezan a darse cuenta de lo sencillo que es.

"Cuando cargaba a mi hijo, mi hombro siempre me quedaba doliendo. Ya me estaba volviendo loca", dijo otra madre. "Si pones en práctica este método, el peso del bebé y del asiento de seguridad podrán estar distribuidos uniformemente a lo largo de tu cuerpo. Te sentirás como si no estuvieras llevando nada".

La Dra. Puente advirtió a las mamás que ciertos modelos de asientos de seguridad no permitían aplicar su método. Primero, trata de probar este método sin poner al bebé adentro.

Si puedes caminar y llevar el asiento de seguridad sin que éste se tambalee o se incline, es una opción segura para tu hijo. De lo contrario, debes considerar la posibilidad de cambiar tu asiento de seguridad actual por un modelo que se preste mejor para este método.

"Esto me ha salvado la espalda. Muchas gracias, Dra. Puente", dijo una madre.

El hecho de que seas madre no significa que tengas que estar constantemente adolorida. No te olvides de compartir este artículo con todas las madres que todavía estén criando niños pequeños.