La abuela siempre sabe más, como estos consejos y trucos para hacer la vida más fácil

Resulta que nuestra abuelita sabía lo que estaba haciendo. ¡Estos viejos trucos de nuestras abuelas necesitan ser preservados! ¡Aquí hay diez que todavía funcionan!

1. Salva los sartenes quemados con agua con sal.

 

La abuela estuvo un poco distraída en sus últimos años. Pero un sartén carbonizado podría ser limpiado fácilmente llenándolo con agua y una generosa porción de sal. Ponlo a hervir durante 20 minutos y el desastre desaparecerá.

apost.com

2. Diluye el esmalte de uñas con removedor de esmalte.

 

La abuela sabía economizar. Nunca botaba un esmalte de uñas seco. En cambio, para devolver ala vida un esmalte de uñas espeso, simplemente le agregaba unas cuantas gotas de removedor de esmalte.

3. Utiliza sal para evitar que los huevos se agrieten.

 

¡Así que esta es la razón por la que la abuela tenía tanta sal en la alacena! Sabía cómo hervir los huevos perfectos sin una grieta. Solo agrega una cucharada colmada de sal al agua hirviendo antes de agregar los huevos.

4. Cuando tu niño está aprendiendo cómo ecribir, amarra una banda elástica a su mano.

 

Suena como una forma de tortura, pero este viejo truco ayuda a tu niño a sostener un lápiz apropiadamente. Primero, coloca una banda elástica en la muñeca de tu hijo. Haz que sostenga el lápiz. Ahora tuerce la banda elástica alrededor del tercio superior del lápiz. Se quedará en su lugar mientras el niño escribe.

5. Las aspirinas evitan que la flores se marchiten.

 

Es correcto. Tomar aspirina no solo evita que tú te marchites del dolor de cabeza. Agrega media aspirina a algo de agua en un cuenco y déjala disolverse. Acomoda tus rosas en el cuenco y disfruta de ellas durante el doble de tiempo. Este truco funciona también para otras flores, como claveles, crisantemos y gladiolas.

6. Alivia la picadas de mosquitos con una papa.

 

La abuela siempre estaba preparada con algún remedio de los antiguos. Uno de sus favoritos durante el verano era frotar una papa sobre las picadas de mosquitos. Algo en la papa mantiene la hinchazón al mínimo y alivia la inflamación.

7. Disuelve manchas con sal.

 

No culpes a la abuelita si tus ropas están manchadas. Tú debiste haberla escuchado cuando te dijo que pusieras sal a las manchas tan pronto como ocurren. La sal absorberá la mancha en minutos.

8. Guíate en cualquier lugar con un reloj de muñeca.

 

La abuela deambulaba por ahí debido a su edad, pero de alguna manera siempre encontró el camino de regreso su casa. Resulta que utilizaba el viejo reloj del abuelo para guiarse. Este truco consiste en ajustar el reloj de manera que la aguja de la hora esté apuntando al sol. Divide a la mitad el ángulo entre la aguja de la hora y la marca de la una en punto. La línea entre ese ángulo apunta al sur.

9. Deshazte de las manos manchadas con limón.

 

Las remolachas están llenas de vitaminas, pero siempre dejan las manos luciendo como si acabaras de matar a alguien. Las abuelas sabían cómo ocultar la evidencia. Solo corta un limón a la mitad y frota sobre las manos manchadas para remover esas manchas delatoras.

10.Rebana perfectamente el pan utilizando un cuchillo caliente .

 

¿Por qué es que cuando rebanas pan, la mitad se vuelve migas pequeñitas, pero cuando tu abuela lo corta queda perfecto? Porque ella sumerge su cuchillo en agua hirviendo antes de rebanarlo, esa es la razón. (¡Y porque el pan casero de la abuela probablemente es mejor que el que compras en la tienda!)

¿Qué opinas de las ideas de la abuela? ¿Piensas que puedes utilizar alguno de estos consejos en tu vida moderna? ¡Deja un comentario y cuéntanos lo que opinas!