Esta trampa para moscas casera no cuesta nada y funciona a la perfección

Cada estación del año tiene sus ventajas y sus desventajas. Aunque los inviernos pueden ser brutalmente fríos y sombríos, a muchas personas les encanta que el suelo esté cubierto de nieve. Los meses de primavera son cálidos y soleados, pero en esta época del año también hay que hacer más trabajo de limpieza y jardinería.

El verano tiene muchos aspectos positivos. Si queremos nadar en una piscina o jugar al aire libre hasta el atardecer, es la época ideal. Sin embargo, en el verano no todo es perfecto.

Cuando se acerca el verano, las plagas empiezan a convertirse en un problema frecuente. Primero aparecen algunas moscas y mosquitos, pero al cabo de unos días la casa se nos llena de insectos voladores que no son tan fáciles de erradicar. Y si vives en un sitio particularmente cálido y húmedo, esas plagas pueden ser todavía más problemáticas.

Vemos moscas de la fruta, mosquitos, zancudos, abejas, polillas y más. Los insectos voladores pueden convertirse en una verdadera pesadilla.

apost.com

Para solucionar este problema, muchas personas gastan dinero comprándose un matamoscas o cualquier otro dispositivo diseñado específicamente para eliminar los insectos. Por fortuna, existe una manera más efectiva y económica de eliminar los mosquitos y las moscas de tu hogar. Cualquiera que tenga un poquito de dinero puede utilizar esta solución casera.

Aunque este método no es muy común, es bastante efectivo.

En vez de usar un matamoscas o un periódico para aplastar a los insectos, puedes disuadirlos con basura.

Aunque este método puede parecer desagradable, podrás ver los resultados de inmediato. Para empezar, haz un agujero en un recipiente de tamaño aceptable. Un cartón de leche funciona a la perfección. Cuando ya hayas hecho el agujero en el recipiente, coloca un pedazo de basura en él.

El agujero permite que los insectos vuelen hacia la trampa. Sin embargo, tendrán dificultades para encontrar la salida. Si agregas agua al fondo de la trampa, los insectos terminarán ahogándose.

Obviamente, esta no es una solución permanente. La trampa tendrá que ser reemplazada a los pocos días para que no se produzca un olor desagradable. ¿Alguna vez has intentado hacer una trampa casera para moscas? Si ese es el caso, ¿resultó ser más eficaz y barata que un matamoscas tradicional? ¡Cuéntanos en los comentarios!