Calma a un bebé irritable usando reflexología podal

La reflexología se ha practicado por siglos. Los practicantes usan los puntos de presión del cuerpo para liberar el dolor. Puede que la reflexología sea útil para las personas que quieren calmar a sus bebés irritables.

La reflexología es un arte antiguo y una maravillosa medicina alternativa.

istockphotos.com/Guskovanatalia

Los practicantes de reflexología se encargan de conocer los puntos de presión ubicados en todo el cuerpo. Colocar presión en estos puntos puede ayudar a aliviar el dolor en las diferentes áreas. Es una medicina alternativa que usan muchas personas. Para los bebés recién nacidos, quienes apenas empiezan a conocer el mundo y no debería recibir todavía medicamentos, puede ser un sueño hecho realidad.

Estos seis métodos pueden ayudar a aliviar el dolor de un bebé. Antes de que comiences el masaje, tu bebé debería estar completamente relajado. Es bueno frotarle los pies o darle un baño caliente antes para estimular que la sangre circule apropiadamente.

apost.com

1. Dolores de cabeza y de dientes

Es común que los bebés experimenten dolores en su cabeza y dientes. Cuando sus primeros dientes vienen saliendo, suelen pasarla mal. Si tu bebé está teniendo dolores de cabeza o la está pasando mal con su salida de dientes, debes masajear la punta de los dedos de sus pies. Puedes hacer esto tanto cuando duerma como cuando esté despierto, de esta forma se propiciará una mejor circulación de sangre hacia el cráneo.

2. Dolor en los senos paranasales

La mayoría de los adultos no piensa mucho en el dolor de senos paranasales. Las infecciones en los senos paranasales suelen ser algo que causa una molestia menor y nada más. Lo peor que puede pasar es que el dolor nos haga ausentarnos del trabajo por un día o dos. Pero los bebés nunca han experimentado dolor en los senos paranasales, por tanto este tipo de estimulación puede ser angustiosa. Para ayudar a aliviar el dolor en los senos paranasales, puedes masajear el centro de la parte interior de los dedos de los pies de tu bebé.

3. Dolor de pecho

Los niños que tiene el pecho congestionado experimentan mucho dolor. Sus gargantas están adoloridas de toser, sus pechos están contraídos y puede que tengan problemas para respirar apropiadamente. Si te preocupa la respiración de tu hijo, deberías buscar la opinión de un médico. Pero si solo necesitas aliviar su dolor por algo de tiempo, puedes ayudarlo masajeando las almohadillas de sus pies. Presiona suavemente justo debajo de los dedos y mueve la punta de tus dedos en círculos para ayudar a aliviar el problema de la tos y la congestión.

4. Dolor estomacal

Si un niño tiene problemas estomacales, contracción en el abdomen, espasmos y dificultad para respirar profundamente, debes masajear el centro de su pie. El mejor lugar es justo debajo de la almohadilla, donde el arco del pie comienza. Toda esta área se conecta con el plexo solar de tu bebé. El plexo solar es una colección de diferentes nervios que se encuentran entre los pulmones y el estómago. A menudo estos nervios son los que están causando el dolor, por tanto, un masaje de pie permite que se alivie.

5. Dolor abdominal

Para indigestión, acidez estomacal y estreñimiento, debes masajear el lugar entre el medio del pie y las almohadillas del pie. Si los bebés experimentan dolor debido a distensión abdominal o gas en su intestino grueso, deberías masajear el punto entre su talón y la mitad de su pie.

6. Dolor pélvico

Algunas veces, puede que un bebé crezca más rápido de lo que sus caderas pueden soportar, algo que puede causar dolor. Para ayudar con este problema, deberías frotar el talón de tu bebé. Puede que al masajear el talón también se alivie el dolor de estómago y el estreñimiento.

¿Has probado alguna vez estos métodos en ti o en tu bebé? ¿Qué tipo de resultado obtuviste?

Nuestro contenido está creado a partir de nuestros mejores conocimientos, sin embargo, es de naturaleza general y de ninguna forma puede sustituir una consulta con tu médico. ¡Tu salud es importante para nosotros!