Una entusiasta y tonificada abuela de 73 años nos demuestra en "America's Got Talent" que la edad es solo un número

La edad tiene que ver más con cómo nos sentimos que con otra cosa. Una abuela de 73 años, Josefina Monasterio, dio muestras de esto al impresionar a los jueces y la audiencia en el exitoso programa America's Got Talent en esta temporada. A cualquier edad, mantener tu cuerpo con una excelente forma física y apegarte a una dieta saludable puede ser complicado. De hecho, a medida que vamos envejeciendo, estar en buena forma y comer de manera saludable pueden pasar a un segundo plano, ya que nos vamos relajando cada vez más en los hábitos del día a día. Sin embargo, esta participante nos muestra a todos que es posible envejecer con gracia y en forma.

Estar en forma y comer una dieta saludable puede ser difícil incluso cuando tu familia es acaudalada. Cuando vienes de un hogar humilde, como es el caso de la participante Josefina Monasterio, puede ser casi imposible. Según lo que cuenta en cuenta en el video de AGT, Josefina se mudó a los Estados Unidos en 1973 con la esperanza de tener un mejor futuro para ella y su familia. Al igual que ocurre con muchos otros inmigrantes, se vio obligada a buscar un oficio que pudiera ayudarla a vivir y a alimentar su alma. Convertirse en maestra y criar una familia le permitió hacer precisamente eso. Sin embargo, los jueces nunca se habrían imaginado que sus orígenes eran tan sencillos.

apost.com

Mientras caminaba por el escenario en uno de los estudios televisivos más grandes del mundo, tanto la audiencia como los jueces estaban boquiabiertos. Josefina llevaba un bikini pequeño y brillante que mostraba gran parte de su tonificado cuerpo para que el mundo lo admirara. Con un cuerpo delgado y con ese porte que mostraba cada músculo, la audiencia se volvió loca cuando la participante le reveló su edad al jurado. Aunque el trabajo duro se hace en privado, los resultados son deslumbrantes cuando una abuela como esta exhibe todo lo que tiene en el escenario para que el mundo lo vea.

Para apoyarla en su demostración, Terry Crews, el presentador, corre hacia el escenario para unirse a ella y se quita la camisa para darle más que ver a la audiencia. Monasterio y Crew hacen payasadas frente a la audiencia demostrando que permanecer en buena forma no tiene que ser algo aburrido.

Esta historia es el ejemplo perfecto de que el trabajo duro rinde fruto. Comparte con tus amigos y familiares la historia de esta abuela de 73 años que destruye los estereotipos cuando revela su figura perfecta.